Elecciones Primarias 2016. La Democracia se hace... Hagámosla !!!

http://www.diarionica.com/index.php/politica/4763-analisis-electoral

Por: MAURICIO DÍAZ

Mauricio Díaz pregunta a los que dicen que no hay que participar en las próximas elecciones: ¿Cuántos están dispuestos a irse a la montaña?

Mauricio Díaz previene de los efectos graves que tendría quitar la personería del PLI a sus actuales dirigentes

Díaz comenta en la radio sobre los peligros de un nuevo fraude electoral

 

Frente al peligro de un nuevo fraude electoral

(Comentario semanal del diputado del Partido Liberal Independiente, Lic. Mauricio Díaz en Noticiero El Despertar)

Ha habido un comportamiento bien diferenciado departe del Frente Sandinista en el montaje de una operación que arrancó con las elecciones del 2008 y llego a su clímax en los comicios del 2011, respondiendo a un patrón de fraude institucional.

El propio Consejo Supremo Electoral ha facilitado que el partido de gobierno utilice su maquinaria para apoderarse de los votos de ciudadanos que no optaron por el Frente Sandinista. Lo que ha quedado demostrado es que las reglas del juego del sufragio universal, libre, secreto, directo y formal en Nicaragua han sido totalmente violentadas.
Montaron las operaciones del fraude del 2008 y del 2011, preñando las urnas y expulsando de las Juntas Receptoras a los fiscales de la oposición con la complicidad de organizaciones políticas y partidos políticos que decían que eran oposición pero lo que hicieron fue contribuir al fraude electoral.

Los nicaragüenses debemos analizar objetivamente la composición de los partidos políticos y examinar la lista de los partidos políticos.  Hay que revisar la página web del Consejo Supremo Electoral para ver cuantos partidos políticos con personería jurídica existen.

Cuando triunfó Doña Violeta éramos catorce partidos. Resulta que ahora hay diecisiete. Más de 10 están en la esfera de influencia del Frente Sandinista. Son partidos satélites. (Ahora que están de moda el chikungunya y el zika) Son partidos zancudos que sirven al poder del FSLN .

LOS FALSOS OPOSITORES

Los nicaragüenses no podemos seguir engañados, La ventaja es que ahora ya nos conocemos. Los nicaragüenses en esta elección del 2016 van a saber quién es quién. En el 2011 hubo gente que decían ser opositores y vendieron el tendido electoral completo y ahora son magnates que andan en las calles de Managua como que aquí no ha pasado nada.

Los nicaragüenses no podemos seguir apareciendo como que fuéramos boaqueños todos, lo que en el peor sentido significa que somos tontos, que somos dundos, y nos usan, nos instrumentalizan, nos manosean, y no reaccionamos, y a veces pareciera que en Nicaragua no hay ciudadanía.

Entonces, la falta de ciudadanía, de mayor formación cívica, le ha permitido al Gobierno de Ortega consolidarse, constituyendo un poder omnímodo, en el que los vestigios de la democracia han venido desapareciendo, en el ya no hay separación de los Poderes del Estado sino que todo es un solo poder monárquico casi, que dice que es una república pero que no es república, más bien parece un sultanato, y eso es grave.

La lucha de la oposición es bien compleja porque tiene que ir a una elección de burro amarrado contra el tigre suelto.  Pero no es imposible.

Hay que prepararse para ir a las elecciones y hay que redocumentar porque están debidamente documentados los fraudes del 2008 y del 2011.

Si alguien demostró los fraudes fue el PLI. El PLI los documentó muy bien, técnicamente. Le demostró a la Unión Europea y a la OEA cómo se había realizado el fraude.  Lo que pasa es que ninguno de estos organismos fue capaz de hacer que este gobierno cambiara. Sus recomendaciones están en el freezer del Consejo Supremo Electoral.

Creo que esas recomendaciones deberían de inplementarse antes de las elecciones de noviembre de 2016.  Solo nos quedan 9 meses prácticamente para esas elecciones. ¿Cómo hacer para que este gobierno haga esos cambios y que no sean meramente cosméticos? Ya no solamente va a depender de los miércoles de protesta, ni de la presión social por cierto muy débil, producto de la fragmentación política de la oposición, producto también del cansancio del pueblo nicaragüense de ver cómo los líderes simplemente se han pasado de la noche a la mañana de un bando a otro, por intereses materiales, financieros, numismáticos, y de toda naturaleza.

UN FRAUDE PREPARADO Y MONTADO

Entonces la lucha de la democracia, por recuperar la república, porque en Nicaragua se respete el derecho al voto, es una lucha cuesta arriba, porque además de la apatía ciudadana, tenemos el problema de que hay lo que yo denomino un fraude institucional debidamente preparado y montado.

La verdad es que Nicaragua no es Venezuela, donde la ciudadanía ha demostrado su beligerancia votando masivamente y metiendo en aprietos a un régimen que ya cansó al pueblo venezolano. No es la ciudadanía nicaragüense como la guatemalteca, que metió a la cárcel a una vicepresidenta y después al propio presidente del país.

TENEMOS UNA CIUDADANÍA CANSADA

Esta es una ciudadanía cansada, sometida a una tremenda crisis económica, es una ciudadanía que también desgraciadamente está esperando cambios mágicos, y aquí no van a  haber cambios mágicos.

Cuando a mí me dicen que no hay que ir a las elecciones, yo simplemente tengo una pregunta muy simple: ¿Te vas a ir a la montaña? ¿Vas a volver a tomar las armas? Además cuando decimos que no hay que ir a las elecciones, me pregunto yo, ¿Cuántos nos vamos a ir? ¿Cuántos van a ir? De ese total de 17 partidos políticos, cuántos están dispuestos a decir: “No, no vamos a ir si  no me cambian a ese Consejo Electoral”.

En el PLI hacemos un esfuerzo. Mañana tenemos precisamente una reunión de Comisión Ejecutiva ampliada, por mantener vivo el espacio ganado por este partido y darle presencia y participación también a organizaciones políticas que conforman la Coalición Nacional por la Democracia donde están otros movimientos de inspiración liberal que se han distanciado del PLC de Alemán, donde está el MRS, donde está participando el PANAC, donde está participando la Unión Demócrata Cristiana porque este es un esfuerzo no solo  del PLI.

Yo creo que debe ser un esfuerzo de todos, y cuando digo todos no es solamente la clase política, porque también es muy cómodo decir, “bueno que los políticos hagan política, los burgueses hacen riales”. No se quieren meter en política sin entender que la lucha por los derechos de los ciudadanos es una lucha integral. No hay derechos civiles, derechos políticos, derechos económicos, derechos sociales separados, Son un todo. Y un ciudadano es un ser humano integral que debe luchar por que se respeten todos sus derechos  En esa lucha estamos en el partido. Cuesta. Hay asechanzas. Tenemos enemigos en frente y también hay que cuidarse para dentro y para los lados.

EL PROBLEMA DE LA PERSONERÍA

Es una lucha difícil porque en cualquier momento el gobierno puede cometer una arbitrariedad y decir: “Bueno, vamos a reconocer la personería de los demandantes que dicen que son los dueños de la personería”.

Eso sería un acto de irresponsabilidad porque el PLI es un partido que tiene una presencia internacional fundamental, tiene una resonancia política internacional, le daría legitimidad a un proceso electoral. Y obviamente no me refiero solo al PLI. También hay otros partidos que tienen relaciones internacionales. Creo que también los conservadores tienen una relación conocida internacionalmente.

Si el Presidente Ortega actúa con inteligencia va a crear condiciones aceptables y creíbles para que estas elecciones sean debidamente reconocidas y obtengan la legitimidad necesaria para poder enfrentar lo que se nos viene en el 2016 y 2017. Serán años de un galopante deterioro de la situación económica tanto internacional como nacional, producto sobre todo del agotamiento de la cooperación venezolana.

Esa cooperación se acabó. Ya no vamos a ver la gallinita de los huevos de oro. Probablemente la estrategia del gobierno de Ortega lo que algunos académicos llaman el populismo responsable, de empalmar esos recursos con la etapa de despegue de la economía por nuestras propias capacidades, pero eso no se ha dado.

Nicaragua sigue siendo un país que no ha logrado superar sus niveles históricos en materia de exportación, no hemos mejorado la calidad laboral y seguimos viviendo de lo mismo, se produce lo mismo, se exporta lo mismo y el precio de los commodities se han reducido. En el mercado internacional nuestros productos cada vez valen menos, y con este deterioro galopante del valor del petróleo probablemente Nicaragua va a tener que ajustarse. Van a tener que producirse medidas impopulares.

¿Va este gobierno a tomar esas medidas impopulares? Bueno, yo creo que un error seria pensar que la impopularidad gubernamental puede ser sofocada con la represión militar o policial, un modelo de esa naturaleza es absolutamente insostenible y además no es simpático en pleno siglo XXI cuando la vigencia de los derechos humanos en todo el planeta se está imponiendo por encima de la barbarie.

 

 

 

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.