Elecciones Primarias 2016. La Democracia se hace... Hagámosla !!!

 

Las primarias parciales

El Tribunal Cívico Electoral de Hagamos Democracia dio a conocer los nombres de las personas que se inscribieron como precandidatos para participar en las primarias parciales que se realizarán el 28 de febrero.

Quedaron inscritos cuatro precandidatos presidenciales y 135 para diputados departamentales. Los ciudadanos que quieran votar podrán hacerlo en 108 centros receptores de votos que se instalarán en todo el país, pero también se podrá votar electrónicamente dentro y fuera de Nicaragua.
En estas primarias participan solo los partidos y movimientos políticos que forman parte de una de las tres coaliciones opositoras que existen actualmente en el país. Por eso las llamamos parciales. Los dos partidos principales, PLI y PLC, y las alianzas que encabezan se han abstenido de participar, pero aunque su ausencia le resta representatividad a estas primarias sin embargo no les quita legitimidad. La ausencia de esos partidos y sus alianzas no demerita la buena intención de los impulsores de las primarias, ni resta valor al esfuerzo de crear una nueva forma de hacer política, en particular que sea más democrática la selección de los candidatos presidenciales y a ocupar puestos en los cuerpos representativos del Estado.
Esta no será la primera vez que se harán elecciones primarias en Nicaragua. Para las elecciones de 1996, el FSLN hizo una primaria para escoger su candidato presidencial y Daniel Ortega se impuso en unos resultados dudosos y cuestionados que causaron hondos resentimientos en el interior dicho partido. A partir de entonces el Frente Sandinista no volvió a usar ese mecanismo democrático para nombrar su candidato presidencial, de manera que desde las elecciones de 1984 y en las cinco más que se han hecho hasta ahora, el único candidato ha sido Daniel Ortega; quien seguramente lo será otra vez en las votaciones del próximo noviembre.

El FSLN repitió el mecanismo de las elecciones internas solo para escoger sus candidatos a diputados en el año 2006. En aquella ocasión se conoció que los sandinistas que ya eran diputados debían pagarle al partido 50 mil córdobas para poder aspirar a la reelección, y quienes querían ser candidatos por primera vez pagaron 25 mil.

En la oposición es hasta ahora que se van a hacer elecciones primarias, que aunque serán parciales se pueden considerar como un paso en la dirección correcta.

Es cierto que para que funcione la democracia electoral no necesariamente se deben hacer primarias. En muchos países democráticos no se hacen y eso no deslegitima su democracia. Pero en un país como Nicaragua, de débiles instituciones e incipiente cultura democrática, las primarias son necesarias para que no se siga aplicando el tradicional procedimiento del dedazo de los caudillos y las cúpulas partidistas en la nominación de los candidatos.

Las primarias se deben repetir más adelante y ojalá que puedan ser más representativas. Los partidos políticos democráticos se deberían proponer institucionalizar las primarias, que sean obligatorias por ley y organizadas por la institución electoral neutral, honesta y confiable que deberá sustituir al degradado Consejo Supremo Electoral.

Tomado del Diario LA PRENSA: Clic aquí

Diario La Prensa  Editorial

You may also like